Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

La marca de cosmética Letizia Buzón recupera la elaboración del auténtico jabón de Alepo

Realizado a mano con ingredientes de máxima calidad 100% naturales

La marca de cosmética Letizia Buzón (responsable de la introducción en España de los tratamientos Dermalinfusion e Hydrafacial) recupera la elaboración a mano del auténtico jabón de Alepo, el primer jabón facial de la historia de la humanidad, ​con la creación de la primera compañía española ubicada en la frontera turco-siria. Un producto que, tras el comienzo de la guerra hace 8 años, era imposible de encontrar.

Con un 40% de aceite de laurel y un 60% de aceite de oliva virgen, posee los mejores principios dermatológicos para la piel, siendo uno de los jabones más recomendados por los dermatólogos y que podremos encontrar en centros tan prestigiosos como el de Carmen Navarro. Un jabón-jabón que no te puedes perder por sus increíbles propiedades dermatológicas y por lo que representa para el futuro de los que lo hacen posible.

Relacionados

La cata del té

Comprar el libro Comprar el libro

El té es una bebida saludable y fascinante. Rebosa de cultura en una explosión internacional de costumbres, rituales y ceremonias. Para muchos, tomar un té es un simple acto que satisface la sed; para otros, se trata de una ceremonia íntima o compartida en la que la bebida deja de ser un mero alimento para convertirse en una experiencia en la que participan todos los sentidos.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

La delgadez, y no la ingesta de calorías, aumenta la supervivencia

Diariomedico, 22 de Enero de 2003

Un estudio que se publica hoy en Science muestra en modelo de experimentación murino que estar delgado aumenta la esperanza de vida. Se pensaba que los sujetos que ingerían una menor cantidad de calorías o los que tenían menos grasas presentaban una mayor supervivencia, pero el estudio de Matthias Blüher, en Boston, corrobora que los beneficios están más en la delgadez.

No se sabe bien si la relación existente entre delgadez y longevidad puede ser más una cuestión de menos grasas que de comer menos calorías. Si estos hallazgos, que proceden de estudios en ratones, se constatan en el hombre, podrían tener implicaciones en cómo mejorar las posibilidades para vivir más. Pero las investigaciones en organismos que van desde la levadura hasta algunos mamíferos han revelado que restringir la ingesta calórica puede aumentar la longevidad, aunque los mecanismos responsables de dicho efecto no se conocen. Matthias Blüher, del Centro de Diabetes Joslin, de la Universidad de Harvard, en Boston, ha desarrollado una nueva cepa de ratones carentes de receptores de insulina en las células grasas para intentar esclarecer estos datos, según el estudio que publican hoy en Science.

Los ratones, a los que se les ha denominado Firko, se han alimentado con dietas normales, pero han reducido su masa grasa y han vivido un 18 por ciento más de media si se comparan con los ratones normales.

Algunos investigadores sugieren que comer menos evita el envejecimiento por una reducción del metabolismo y de la producción asociada de radicales libres perjudiciales. Un aumento en la longevidad en los ratones Firko puede estar asociado con una alteración en la señalización de la insulina en el tejido graso.

Los autores del trabajo han recordado que la longevidad depende de varios factores, entre los que se encuentra el genético, el hormonal, los factores de crecimiento, el peso, el contenido de grasas y circunstancias ambientales.

La restricción en la comida es la variable ambiental más potente y se ha demostrado que aumenta la esperanza de vida en diferentes organismos. El efecto de la restricción en la comida en modelo murino se ha estudiado durante más de 60 años y, aunque algunos estudios habían sugerido que reducir la ingesta de comidad era más importante que la adiposidad, era difícil separar los efectos beneficiosos de la restricción calórica de la delgadez y de los diversos marcadores bioquímicos que se asocian a la flaqueza.

Vida media

En el ensayo se ha comprobado un aumento de la supervivencia de los ratones Firko tanto en las hembras como en los machos y se ha confirmado en dos líneas diferentes de animales. La esperanza de vida en dicha cepa de animales ha aumentado entre 3,5 y 5 meses más, teniendo en cuenta que la vida media de un ratón de laboratorio es de 30 meses.

El equipo de Blüher ha demostrado en los ratones Firko los beneficios de reducir la adiposidad en el aumento de esperanza de vida, aunque la ingesta de comida sea la normal.

Los ratones Firko tienen una pérdida de señalización de la insulina sólo en el tejido adiposo y no se ha asociado ni a diabetes ni a intolerancia a la glucosa. Es más, los animales tiene una tolerancia a la glucosa muy normal.

Por eso, los autores del trabajo aseguran que los resultados de la investigación con ratones Firko muestran que la delgadez y no la restricción de comida es un factor clave para alargar la vida. No obstante, el mecanismo que sostiene estos efectos no se conoce con precisión, por lo que es necesario continuar con las investigaciones para identificar exactamente los beneficios de la delgadez en la esperanza de vida.

Fuente: (Science 2003; 299: 572-574)

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.