Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Ram Das Experience, un templo de yoga y bienestar... para estar radiante

El pasado mes de abril en Nutriguia.com celebramos con Ram Das Experience su tercer aniversario... Fue un placer, de lo más sensorial, descubrir este centro de belleza y yoga. Y en especial sus tratamientos estrella Natural Karam un método exclusivo, basado en la energía, cuya filosofía es que para estar guapa por fuera hay que sentirse bien por dentro. Te contábamos que muy pronto lo pondríamos en práctica... pero que ya de entrada sonába fantástico. Pues lo hemos hecho a finales de junio y hoy no podemos dejar de contarte nuestra experiencia. Ha sido fantástico. Ginebra nos ha transmitido toda su energía natural, con un placentero masaje en la cara, cuello, cabeza, espalda... "En realidad sus dedos eran como los de un ángel". Y tengo que confesar que he notado esa energía, porque con los ojos cerrados... he visto tonos violeta, azules, rojizos... Una sensación muy extraña, pero placentera. Confieso que ha sido la primera vez que he sentido algo así. Y conste que no ha sido mi primer masaje...

Además la piel de mi rostro sí estaba radiante, resplandeciente, después de este tratamiento estrella en Ram Das Experience: Un facial Natural Karam Belleza Energética. ¡Guau! Muy recomendable. A la vuelta de las vacaciones nos apuntaremos a una clase de yoga, porque también puedes apuntarte a yoga en este centro.

"Porque para nosotros no hay separación entre el cuerpo y el Alma. Y no hay nada fuera que te pueda dar lo que llevas dentro. En Ram Das te ofrecemos una experiencia inolvidable"... Y así ha sido.

Dónde están:

  • RamDas Experience
  • C/Anotonio Toledano nº 36, local 14
  • 28028 Madrid
  • Metro O´Donnell (salida Doctor Esquerdo Impar)
  • Teléfonos: 649 67 73 80 y 91 2 82 44 25
  • www.experienciasramdas.com

"Tu también puedes", un libro en el que Carlota Corredera cuenta como consiguió adelgazar 60 kilos

Comprar el libro Comprar el libro

Carlota Corredera una de las presentadoras más famosas de la televisión, nos explica en este manual cómo consiguió perder 60 kilos en un año. Has leído bien: ¡60 kilos! Su mensaje es bien claro, si ella ha podido, tu también podrás, si también lo necesitas. Así de sencillo.

Carlota Corredera presenta su primer libro "Tú también puedes"

Desde que contó públicamente que había perdido 60 kilos tras dar a luz -conste que no tiene ningún reparo en decirlo en televisión siempre que sale el tema- se ha convertido en referente involuntario para las personas que padecen sobrepeso u obesidad, la gran pandemia del siglo XXI. En este libro asume la responsabilidad de contar cómo ha conseguido recuperar su salud y salir del grave riesgo cardiovascular en el que se encontraba tras ser madre en junio de 2015. Sí como todas las personas con un exceso de peso tan alto, también Carlota corría graves peligros de salud.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

El comer sano y el culto al cuerpo como obsesión

Diario Medico, 13 de Noviembre de 2002

La vigorexia y la ortorexia se han unido a la lista de preocupaciones de las unidades de conducta alimentaria. Jesús de la Gándara, jefe de Psiquiatría de la Unidad de Trastornos Alimentarios del Hospital General Yagüe, ha tratado este asunto durante las II Jornadas sobre Trastornos Alimentarios, celebradas en Burgos.

Son las denominadas enfermedades de la vida moderna: la bulimia, la anorexia, la ludopatía, la compra compulsiva... y las más novedosas, la ortorexia y la vigorexia, trastornos detrás de los que se esconde una personalidad patológica y que se ceban con personas poco adaptadas al comportamiento social.

En Burgos, en el marco de las II Jornadas sobre Trastornos Alimentarios, se ha hablado de dos nuevas patologías: la ortorexia y la vigorexia. La primera es un trastorno de la conducta alimentaria que consiste en la obsesión por la comida sana y obliga a quien lo padece a seguir una dieta que excluye la carne, las grasas, los alimentos cultivados con pesticidas o herbicidas y las sustancias artificiales que pueden dañar el organismo, ha explicado a DM Jesús de la Gándara, jefe de Psiquiatría y de la Unidad de Trastornos Alimentarios del Hospital General Yagüe, en Burgos.

El fenómeno aparece en Estados Unidos, donde la tendencia desordenada al consumo de alimentos biológicamente puros motivó la aparición de un manual de adictos a la comida saludable, escrito por el psicólogo americano Steven Bratman. Estos pacientes suelen ser tan estrictos que llegan a sentirse culpables cuando incumplen su alimentación a base de alimentos ecológicos y se castigan con dietas y ayunos aún más rígidos que evitan el consumo de muchas otras clases de comidas.

Entre los problemas que acarrea este tipo de trastorno, el especialista destacó numerosas carencias nutricionales, ya que el ortoréxico no sustituye los alimentos que rechaza por otros que le aporten los mismos complementos nutricionales, lo cual se traduce en anemia y carencias vitamínicas.

La ortorexia suele manifestarse en personas con comportamientos obsesivo-compulsivos y predispuestas genéticamente a ello.

Gimnasio

Otra obsesión patológica, el culto al cuerpo, al gimnasio, identifica la vigorexia, que afecta sobre todo a hombres jóvenes obsesionados por tener un cuerpo perfecto, "que les lleva a someterse a patrones de ejercicio patológicamente excesivos; a alimentaciones hiperprotéicas y con hidratos de carbono y exentas en grasas; a comer soja, lecitina, cereales, y a tomar anabolizantes", explicó el psiquiatra.

Y es precisamente con los anabolizantes cuando aparecen los problemas, "porque se hacen dependientes y su uso implica riesgo de cáncer de próstata, de disfunción eréctil, de lesiones vasculares, de infartos y problemas cardiovasculares".

De la Gándara matizó que tanto la ortorexia como la vigorexia no existen como enfermedades independientes, sino como comportamientos patológicos detrás de los que siempre se esconden problemas de personalidad. El perfil de estos pacientes se corresponde "con gente obsesiva, insuficiente, inmadura, insegura, con problemas de impulsividad y de identidad y con baja autoestima".

A la hora de tratar a estos pacientes, la estrategia a seguir es la misma que con las anorexias o las bulimias nerviosas. En primer lugar, un tratamiento con inhibidores de la serotonina, que hacen que disminuya la impulsividad y la obsesividad, y en segundo lugar, con psicoterapia de conducta, de aprendizaje de patrones más sanos de comportamiento. "Con estos tratamientos sí que se logran resultados siempre y cuando el individuo, antes, reconozca que está enfermo".

Autor: Inma Salazar

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.