Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

¿Falta de vitalidad en tu cabello y uñas? Arkocapil Expert es la solución

Sol en exceso, cloro, sal... nuestro cabello grita a voces: SOS. La llegada del otoño y los excesos cometidos durante el verano hacen que el pelo tienda a volverse más frágil y perder vitalidad durante esta época del año. Además, es frecuente una caída del cabello mayor de lo habitual en esta estación. ¿A qué lo has observado con cierto temor? No hay problema. Hoy en Nutriguia.com te ofrecemos la solución Unos complementos que encontrarás en tu farmacia y parafarmacia habitual. Se trata del nuevo Arkocapil Expert, un complejo que aporta brillo y vitalidad al cabello gracias a su composición, rica en vitaminas (Biotina, Vitamina B6, Vitamina D, Ácido fólico), aminoácidos (Cistina, Metionina y Arginina) y minerales (Zinc y Cobre).

El sexo que queremos las mujeres

Y cómo disfrutarlo

Comprar el libro Comprar el libro

Habla de sexualidad lúdica, de juegos, hormonas, la chispa, sexualidad 2.0, conductas atípicas, comunicación, orgasmo, disfunciones... Carme Sánchez, la autora de este libro, es sexóloga y hace más de veinte años que atiende pacientes en su consulta. La mayoría son mujeres con una experiencia común: no consiguen disfrutar del sexo. En El sexo que queremos las mujeres la autora recoge casos reales y desarrolla un concepto clave: el sexo es un juego, el juego de los adultos. Este libro te ayudará a replantear tu visión de la sexualidad, a restarle ansiedad y a saber qué quieres y cómo lo quieres. Sintonizar con tu cuerpo y conocerlo a fondo para disfrutar —ya sea a solas o en compañía, tengas la edad que tengas y sea cual sea tu orientación sexual— es la premisa básica. ¡Qué interesante!

«Carme Sánchez entierra un pensamiento recurrente: que sobre sexo, nada queda por aprender. ¡Mentira!» —Anna Alós

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Conferencia: Conservación de los alimentos

RECOL, 29 de Octubre de 2002

El profesor del CSIC Antonio Javier Borderías hizo un recorrido por distintos métodos de conservación de los alimentos, en la última conferencia de un ciclo que recorrerá todo el país durante dos años.

Cuentan que el hombre siempre se ha preocupado por mantener sus fuentes de alimento más tiempo de lo que la naturaleza permite. Desde la Antigüedad, se han usado los métodos más inverosímiles para este fin. En la actualidad, la supercivilización en que vivimos los países occidentales, las prisas, nos llevan a buscar nuevas formas de conservación para perder el mínimo tiempo en la cocina. Javier Borderías se dedica a la producción de técnicas de conservas para pescados desde hace más de una década, en el Instituto del Frío del CSIC.

El ponente expuso en su conferencia los principales métodos que se utilizan hoy en día para que los alimentos vengan del supermercado listos para poner sobre la mesa. Así, habló de la eliminación de productos que degradan a los comestibles mediante alteraciones químicas, y del cultivo de cepas de microorganismos para evitar el daño de otras sustancias en la comida.

Sabores adulterados

En cuanto a la lucha contra los microorganismos, Borderías señaló que el recurso principal es someter a los productos a temperaturas extremas. Con la esterilización, se consigue eliminar todas las enzimas peligrosas con altas temperaturas. Esta tecnología es la utilizada también para envasar los alimentos en botes.

En palabras del profesor del CSIC "nos hemos acostumbrado a comer espárragos con sabor a metal y cuando nos cambian el material del envase, decimos que el producto está en mal estado". Además, hizo referencia a una encuesta norteamericana en la que se puso de manifiesto que los estadounidenses preferían el zumo de bote al natural.

Otro método destacado por el científico fue el de la pasteurización, que elimina sólo los microorganismos patógenos. Si una leche sometida a este tratamiento caduca a los cinco días, otra que haya sido esterilizada puede estar hasta cinco meses fuera de la nevera ya que de ella se erradicaron todos los microorganismos, dañinos y no perjudiciales.

En referencia al envasado al vacío, el veterinario del Instituto del Frío recordó el estudio que se hizo en este centro para la primera empresa española que puso en el mercado mejillones previamente tratados con esta técnica, y explicó los tres pasos del proceso: limpiado, cocción al vacío y enfriamiento durante un tiempo aproximado de un mes.

Los peligros de la refrigeración

La utilización de las bajas temperaturas para conservar nuestros productos alimenticios es una práctica diaria en todas las casas. En términos científicos, su principal finalidad reside en controlar la velocidad de las reacciones químicas y el crecimiento microbiano. Hay que tener un especial cuidado en la refrigeración de los vegetales. "Si aplicamos temperaturas demasiado bajas, podemos provocar daños fisiológicos irreparables en el alimento", dijo Borderías.

Por otra parte, el investigador afirmó que una merluza recién sacada de la nevera es muy parecida a una fresca, y su sabor será siempre muy distinto al de un pescado enlatado.

A lo largo de su conferencia, el doctor dio numerosos consejos caseros, como que hay que congelar rápidamente y que para descongelar debemos tener en cuenta el tamaño del producto. En cualquier caso, "si son pequeños alimentos para freír, es mejor hacerlo cuando aún están congelados", recalcó. También expresó sus dudas acerca de si los comerciantes mantienen las temperaturas adecuadas para almacenar los productos congelados, entre 20 y 25º.

La parte final de la ponencia se dedicó a la fermentación, gracias a la cual las chacinas y el jamón se mantienen con cubiertas naturales, y a los nuevos métodos, como los envasados comestibles, películas de proteínas, almidones o ceras que a la hora de la cocción desaparecen o bien se adhieren al producto sin añadir ningún sabor. La protección contra el oxígeno, las pérdidas de aroma y la humedad ganan muchos enteros con esta nueva técnica según Antonio Javier Borderías.

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.