Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

La marca de cosmética Letizia Buzón recupera la elaboración del auténtico jabón de Alepo

Realizado a mano con ingredientes de máxima calidad 100% naturales

La marca de cosmética Letizia Buzón (responsable de la introducción en España de los tratamientos Dermalinfusion e Hydrafacial) recupera la elaboración a mano del auténtico jabón de Alepo, el primer jabón facial de la historia de la humanidad, ​con la creación de la primera compañía española ubicada en la frontera turco-siria. Un producto que, tras el comienzo de la guerra hace 8 años, era imposible de encontrar.

Con un 40% de aceite de laurel y un 60% de aceite de oliva virgen, posee los mejores principios dermatológicos para la piel, siendo uno de los jabones más recomendados por los dermatólogos y que podremos encontrar en centros tan prestigiosos como el de Carmen Navarro. Un jabón-jabón que no te puedes perder por sus increíbles propiedades dermatológicas y por lo que representa para el futuro de los que lo hacen posible.

Relacionados

La cata del té

Comprar el libro Comprar el libro

El té es una bebida saludable y fascinante. Rebosa de cultura en una explosión internacional de costumbres, rituales y ceremonias. Para muchos, tomar un té es un simple acto que satisface la sed; para otros, se trata de una ceremonia íntima o compartida en la que la bebida deja de ser un mero alimento para convertirse en una experiencia en la que participan todos los sentidos.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Las dietas ricas en hidratos de carbono tienen menos calorías y ayudan a mantener el peso normal

EL PAIS 11 de Junio de 2002

Muchas de las dietas de adelgazamiento que ahora están de moda se basan en el aumento de las proteínas -y las grasas por añadidura, en muchos casos- en detrimento de los hidratos de carbono.

Un estudio oficial de EE UU ha venido a demostrar que es mejor precisamente lo contrario: las dietas ricas en hidratos de carbono tienen menos calorías y, generalmente, más nutrientes.

El trabajo, publicado en el Journal of the American College of Nutrition de junio, indica que los adultos que consumen dietas ricas en hidratos de carbono tienen más probabilidades de tener un peso normal.

La Encuesta Continuada sobre Ingestión Individual de Alimentos realizada por el Departamento de Agricultura de EE UU entre 1994 y 1996 recoge datos sobre la dieta de 10.014 adultos en todo el país. Para el análisis, la muestra se dividió en cuatro niveles de ingestión de hidratos de carbono: menos del 30%, entre el 30% y el 45%, entre el 45% y el 55% y más del 55%.

Quienes declararon consumir más hidratos de carbono ingerían en total hasta 300 calorías menos al día, a pesar de tomar la misma cantidad de comida. Esto se debía principalmente a la mayor cantidad de fibra alimenticia y de agua que contienen los alimentos ricos en hidratos de carbono por cada 1.000 calorías de energía ingerida. Quienes elegían dietas con más hidratos de carbono tenían el índice de masa corporal media más bajo. También consumían más nutrientes esenciales como vitamina A, caroteno, vitamina C, folato, calcio, magnesio y hierro. Los nutrientes que este grupo consumía en menor proporción eran grasa, grasa saturada, colesterol, sodio, zinc y vitamina B12.

Shanthy Bowman, principal autor del estudio, indica que 'los adultos que obtenían más del 55% de su energía a partir de los hidratos de carbono tenían una dieta restrictiva en cuanto a energía, pero nutritiva, independientemente del método para seleccionar los alimentos'. El grupo que mantenía un consumo elevado de hidratos de carbono no evitaba la leche, la carne, el pollo y el pescado, pero escogía artículos bajos en grasa dentro de este grupo de alimentos.

El estudio también observa que entre el 10% y el 14% de las calorías procedían de bebidas, tanto alcohólicas como no alcohólicas. 'Reducir la ingestión de bebidas no nutritivas y altas en calorías es otra estrategia que podría ayudar a las personas a controlar el aumento de peso sin disminuir la calidad de su dieta', según Browman.

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.