Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

TriXera Nutrition, el confort que tu piel necesita

Especial para pieles sensibles secas

Los Laboratorios Dermatológicos Avène aportan hoy una respuesta a las necesidades de toda la familia con TriXera Nutrition, una gama de higiene y cuidado que proporciona a la piel hidratación, flexibilidad y suavidad de forma duradera.

Combina unos activos escogidos por su buena tolerancia, con el fin de preservar hasta las pieles más sensibles, y que permiten disminuir la sequedad cutánea, limitar la evaporación del agua y restaurar la barrera alterada característica de las pieles secas.

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Males veraniegos: Intoxicaciones alimentarias

El aumento de las temperaturas, ocasiona que las bacterias se reproduzcan más rápido. Los alimentos son caldo de cultivo para estos microorganismos. Un mismo alimento puede tener partes que estén infectadas y otras no, es por ello que, a veces, aún tomando la misma comida, no todos los comensales se intoxican. También interviene el sistema inmunológico de cada persona que nos hacen más o menos fuertes ante posibles infecciones. Las diarreas son una enfermedad muy frecuente en verano producida por la contaminación de los alimentos, pero pueden esconder una mayor complicación

Salmonelosis

Es una de las intoxicaciones alimentarias más frecuentes en verano. Los colectivos más afectados son los ancianos y niños. La salmonelosis es producida por un germen patógeno y sino se trata puede tener efectos graves para la salud (deshidratación...). La salmonelosis se puede transmitir por dos vías:

  • Alimentos como carnes (crudas o poco hechas), huevos, repostería...
  • Manipuladores de alimentos (que tienen el microorganismo de la salmonela pero que por sus defensas no la han padecido) y realizan su trabajo sin higienizar sus manos.

Los síntomas de la salmonelosis son: vómitos, diarreas (heces verdes, mucosa...) y fiebre. A veces lo que a simple vista parece una gastroenteritis esconde una salmonelosis. Tiene un periodo de incubación de 24 a 48 horas. Ante estos síntomas acudir rápidamente al médico. Por lo general su tratamiento consiste en antibióticos, dieta blanda, y la ingesta de mucho líquido.

La salmonelosis siempre se asocia al huevo aunque hay muchos otros alimentos que pueden producirnos esta intoxicación.

Una mala manipulación del huevo puede ocasionarnos salmonelosis. Para evitarlo sigua estos consejos:

  • Comprar siempre huevos con cáscara intacta.
  • Respetar la fecha de consumo.
  • Procure no lavarlos a menos que vaya a consumirlos inmediatamente.
  • Cuajar bien las tortillas.
  • Conservar la mayonesa en el frigorífico (casera o industrial).
  • No romper el huevo en el recipiente que se vaya a batir.
  • Nunca separar la clara de la yema con la cáscara.
  • No dejar los alimentos que lleven huevo más de dos horas a temperatura ambiente.
  • Consumirlos en las 24 horas siguientes a su elaboración.

Otras intoxicaciones

Existen miles de bacterias que producen diferentes tipos de intoxicación, dos de las más comunes son:

  1. Estafilococos aureus, que las transmiten las personas que manipulan los alimentos. Estas bacterias se localizan en la nariz, garganta, heridas, granos, espinillas... Si llegan a los alimentos, estos microorganismos se reproducen generando sustancias tóxicas. Síntomas de la intoxicación: vómitos, náuseas, dolor abdominal y diarrea. Aparecen después de 2-4 horas de haber ingerido el alimento. Su recuperación tiene una duración de dos días.
  2. Listeria monocytogenes. Son bacterias que infectan a los animales y como consecuencia la carne, la leche... Esta bacteria crece a temperaturas entre 4-20 grados y puede vivir sin oxígeno. Sus síntomas se presentan como un cuadro gripal con dolor abdominal, vómitos, fiebre... En mujeres puede provocar hasta el aborto.

Sólo un análisis de heces es la única prueba que detecta cual es el microorganismo que ha producido la intoxicación. En la mayoría de los casos cuando el paciente llega con una intoxicación se le receta el mismo tratamiento (agua, dieta blanda, suero...). Sin embargo, no todas las intoxicaciones las produce el mismo germen ni tienen el mismo tratamiento.

Cuidado con el agua

El agua es un transmisor importante de enfermedades infecciosas, por lo que se recomienda beber sólo el agua que ofrezca suficientes garantías o embotellada que deberá ser abierta en su presencia. En caso de duda, tampoco admitir cubitos de hielo en las bebidas ya que pueden estar preparados con aguas contaminadas.

En el caso de aguas potencialmente peligrosas se pueden tratar mediante:

  • Ebullición durante 10 minutos airear para mejorar su sabor.
  • Cloración: 2 gotas de lejía (sin perfumar) por cada litro de agua y esperar 30 minutos antes de consumirla.

Recetario de Normas

Tanto si optamos por comer fuera (restaurante, chiringuitos...) como si se cocina en casa hay que tener en cuenta una serie de normas para evitar intoxicaciones:

  1. No fiarse del aspecto de los alimentos ya que bajo una apariencia apetitosa pueden estar contaminados.
  2. Antes de manipular los alimentos deben lavarse las manos (basta agua caliente y jabón).
  3. Respetar la cadena del frío de los alimentos (tanto crudos, pasteurizado, semicocidos como platos cocinados, mayonesas, lácteos... ). Una vez utilizados volverlos a guardar en la nevera (inferior a 4 grados).
  4. La descongelación debe hacerse en la nevera.
  5. Cuidado con la repostería (natas cremas pasteleras...) y helados ya que al tener gran cantidad de agua las bacterias crecen más rápidamente.
  6. Si se va de viaje, guardar los alimentos en neveras o bolsas isotérmicas.
  7. Las mayonesas caseras consumirlas diariamente.
  8. Se recomienda cocinar (por encima de los 70 grados) las carnes, pescados, tortillas, revueltos... bien hechos para eliminar las bacterias.
  9. No ingerir moluscos crudos (almejas, chirlas, berberechos, coquinas, etc...)
  10. Si se ingiere verduras crudas, ensaladas y frutas con piel, lavarlas bien con agua y unas gotas de lejía.
  11. Cuidado con las ensaladas si se comen fuera de casa.

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.