Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Vitamina E Oil Eden´s Semilla, piel, pelo y uñas perfectos

¿Buscas un producto todoterrero, con el que nutrir tu piel y a la vez dar fuerza y vigor a tu cabello y uñas? Lo has encontrado ya, no busques más, se trata del nuevo Aceite con Vitamina E de Eden´s Semilla... Confía en lo natural, porque lograrás tus objetivos sin agresiones ni compuestos extraños.

Me encantan los aceites de belleza, son lo último... bueno vienen siendo lo último desde hace ya un tiempo. Sí lo confieso, a mi me gusta probarlos y en esta sección os he ido presentando muchos, algunos con ingredientes de la uva, otros con especiales propiedades cicatrizantes... El último que he comprado en Amazon.es es este, un producto 100 por cien natural, con vitamina E.

  • Protección antioxidante
  • No engrasa
  • Fácil absorción
  • Hidrata & Nutre

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Consume merluza congelada y mejorarás tu IMC, colesterol y vitamina E

  • Esto es especialmente significativo ya que la merluza es la reina de la cocina española de productos del mar.
  • El hecho de ser detectados en personas sanas hace suponer que, si el mismo se realiza en personas con determinadas enfermedades, los resultados serán más significativos en cuanto a mejoras en salud se refiere.
  • En este sentido, el informe, promovido por el Instituto de Estudios Marinos para la Nutrición y el Bienestar (INESMA) y coordinado por la Fundación Biomédica de Vigo, es el punto de partida de un estudio hospitalario que actualmente se está desarrollando para constatar dichos beneficios de la merluza congelada de Namibia en pacientes con síndrome metabólico y alto riesgo cardiovascular.
  • En esta misma línea, el Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo (CSIC) ha constatado en varios estudios la significativa presencia de forma natural de ácidos grasos Omega 3 de cadena larga en la merluza congelada de Namibia.
  • Por otro lado, los últimos estudios científicos relacionan los ácidos grasos poliinsaturados Omega 3 con la prevención de enfermedades cardiovasculares y con protección frente a la depresión y el Alzheimer, entre otros.

Un estudio (1) realizado en personas sanas, llevado a cabo por la Fundación Biomédica del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo, bajo la dirección científica de la Dra. Clotilde Vázquez (Hospital Ramón y Cajal) y coordinado por el Dr. Enrique Caso (gerente de CIBEROBN), promovido por el Instituto de Estudios Marinos para la Nutrición y el Bienestar, viene a constatar que la ingesta de merluza congelada procedente de Namibia mejora el índice de masa corporal (IMC), el colesterol y la vitamina E.

Estos resultados ponen de manifiesto, por primera vez en España, los beneficios del pescado blanco y, concretamente, de la merluza congelada de Namibia, hasta ahora menos conocidos, siendo este hecho especialmente significativo dado que:

  • La merluza es la reina de la cocina española de productos del mar.
  • Se trata del primer estudio llevado a cabo en España que revela los beneficios para la salud del pescado blanco, a diferencia de las numerosas investigaciones en torno al pescado azul.

El estudio, además, ha contado con la colaboración de los médicos endocrinos del Complejo Hospitalario Xeral y del Hospital del Meixoeiro, Luisa Fernanda Pérez Méndez y José Manuel Sierra Vaquero, respectivamente.

Este informe supone la antesala de un estudio (2) más amplio de carácter clínico que actualmente se está llevando a cabo en 10 hospitales de España en pacientes de alto riesgo cardiovascular y síndrome metabólico. Dicho estudio, promovido también por INESMA y bajo la dirección científica del Prof. Dr. F. Casanueva, se enmarca dentro de las actividades de investigación del Consorcio Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) en el área de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN).

Esta investigación hospitalaria pretende estudiar la contribución del consumo frecuente de merluza en la mejora de las alteraciones bioquímicas en pacientes de alto riesgo cardiovascular y síndrome metabólico, así como identificar parámetros que pudieran ser biomarcadores de los efectos del consumo en población de alto riesgo cardiovascular. El síndrome metabólico es el conjunto de factores de riesgo que en un mismo individuo aumentan las posibilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular o diabetes. El grupo de mayor riesgo está situado en torno a los 35 años por los malos hábitos de alimentación y escaso ejercicio físico desde etapas tempranas de la vida.

En definitiva, la investigación pretende constatar que la ingesta frecuente de merluza congelada de Namibia mejora la tensión arterial, el perfil lipídico y el peso en pacientes de alto riesgo de enfermedades cardiovasculares, que actualmente constituyen la primera causa de muerte en España, según el Instituto Nacional de Estadística. Los resultados de esta investigación permitirán establecer las bases científicas de las alegaciones específicas para el etiquetado de la merluza, de acuerdo a lo que exige la directiva de la Unión Europa.

Antecedentes bibliográficos de la presencia Omega 3 en merluza

Ambos estudios tienen como antecedentes varios trabajos científicos realizados por el Instituto de Investigaciones Marinas (CSIC) de Vigo e INESMA en los que se pone de manifiesto la presencia de ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 de cadena larga (LC n-3 PUFA) que este pescado blanco contiene de manera natural.

Concretamente, según las mediciones realizadas por el Instituto de Investigaciones Marinas (CSIC) de Vigo (3), las cantidades de ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 contenidas en 100 gramos de merluza congelada de Namibia (concretamente en las especies merluccius capensis y merluccius paradoxus) son de 548 mg, de los cuales más del 90% (503 mg) son ácido eicosapentanoico (EPA) y ácido docosahexanoico (DHA) beneficiosos para la prevención de enfermedades cardiovasculares. Esto supone que 100 g de este producto aportan la cantidad diaria recomendada de estos ácidos grasos para la reducción de enfermedades cardiovasculares. Así, el Comité Asesor Científico de Nutrición Británico recomienda 450 mg al día para la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular. Asimismo, 100 g de merluza aportan la ingesta recomendada por la OMS de 200-500 mg de EPA y DHA para la prevención frente a este tipo de patologías.

De igual modo, en los estudios (4) del Instituto de Investigaciones Marinas (CSIC) de Vigo se establece que el consumo de merluza congelada de Namibia contribuye a compensar la desproporción que existente en la sociedad actual entre la ingesta de Omega 6 y Omega 3 que se supera casi en un 250% respecto a las recomendaciones sanitarias. Además, resulta significativo señalar que la proporción de ácidos grasos que este pescado blanco contiene se mantiene inalterable aún después de haber procedido a su cocinado.

Según este estudio, la relación entre el contenido de Omega 6 y Omega 3 de la merluza se sitúa en una escala de 0,07:1. El desequilibrio existente en la sociedad actual entre la ingesta de Omega 6: Omega 3 llega hasta proporciones de 20:1, lo que puede llegar a causar enfermedades cardiovasculares, siendo la proporción máxima recomendada por la OMS de 8:1.

Datos del estudio piloto, antesala del estudio hospitalario

El estudio piloto, realizado por la Fundación Biomédica, bajo la dirección de la Dra. Clotilde Vázquez (Hospital Ramón y Cajal) y promovido por INESMA, se ha realizado sobre personas sanas viene a constatar que el consumo de merluza congelada de Namibia mejora el IMC, colesterol y vitamina E.

Esta investigación partió de la hipótesis de que la ingesta de pescado blanco mejora el perfil lipídico, el peso y la distribución de grasa corporal y la insulinorresistencia, así como otros parámetros de riesgo cardiovascular. Asimismo, que la ingesta frecuente de pescado blanco mejora el estatus de algunos oligoelementos, cuya ingesta en la población española es insuficiente (Zinc, Magnesio, Selenio y Yodo), y mejora el estatus de vitaminas como el ácido fólico y la vitamina E. Y por último, viene a constatar la ausencia de riesgo de acúmulo de contaminantes relacionados con los pescados azules.

Dicho estudio se realizó ante una muestra de 52 personas sanas a quienes se les sometió a una ingesta de 284 kg de merluza congelada de Namibia proporcionada por la empresa Pescanova. Esto supuso un consumo de pescado de 2-3 raciones semanales de lomos y corazones de merluza congelada de Namibia (similar a las recomendaciones) para un primer grupo de personas, 5 raciones semanales para un segundo grupo y finalmente un último grupo consumió 7 raciones semanales.

Beneficios de los ácidos grasos Omega 3

Existen numerosos estudios científicos que relacionan los ácidos grasos Omega 3 de cadena larga EPA y DHA, cuya procedencia natural es exclusiva del pescado y los productos del mar, con beneficios para la salud cardiovascular. Esta evidencia científica es reconocida por diferentes organismos internacionales de nutrición como la OMS o la Asociación Americana del Corazón, que recomiendan una ingesta de pescado de, por lo menos, 2 veces a la semana para mantener sano el corazón.

Actualmente los ácidos grasos Omega 3 están siendo objeto de un gran número de investigaciones científicas, los últimos estudios publicados los relacionan con numerosos beneficios para la salud, entre los que destacan una influencia positiva en la depresión y el estado de ánimo, protección contra el Alzheimer y diferentes tipos de cáncer, contribución al buen funcionamiento de la función cerebral ralentizando el deterioro mental y la demencia y su esencialidad para el crecimiento y desarrollo de las funciones en los niños.

El CIBEROBN desarrolla una tarea estratégica de coordinación de la investigación aprovechando las sinergias existentes entre los diferentes grupos de investigación biomédica que lo conforman, impulsando la investigación de excelencia en Biomedicina y Ciencias de la Salud que se realiza en el Sistema Nacional de Salud y en el Sistema de Ciencia y Tecnología y contribuyendo a fundamentar científicamente los programas y políticas del Sistema Nacional de Salud en el área de la Obesidad y Nutrición considerada ésta como área prioritaria del Plan Nacional de I+D+I. Siendo su objetivo, desarrollar un único Plan de Actuación Plurianual de investigación, focalizado en obesidad y nutrición, de gran importancia para el Sistema Nacional de Salud por su prevalencia y repercusión social.

La actividad de investigación biomédica cooperativa y traslacional del centro se concentra en la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición y se ajusta a los siguientes descriptores:

  • Obesidad, nutrición y ejercicio físico
  • Genética de la obesidad
  • Factores reguladores de la homeostasis del peso corporal. Señalización intracelular de la obesidad
  • Dieta mediterránea y prevención de alteraciones metabólicas. Factores metabólicos de la nutrición. Epidemiología de la obesidad
  • Obesidad infantil e influencia del género en la obesidad

Esta actividad se articula en tres áreas:

  • Área 1 "Dieta nutrición y prevención de enfermedades"
  • Área 2 "Factores de riesgo (ambientales y biológicos), complicaciones cardiometabólicas y prevención de la obesidad
  • Área 3 "Fisiopatología de la homeostasis energética, factores centrales y periféricos. Respuesta hormonal e inflamación

INESMA, Instituto de Estudios Marinos para la Nutrición y el Bienestar es una institución privada, sin ánimo de lucro, financiada por un grupo de empresas armadoras, acuicultoras, transformadoras y comercializadoras pesqueras pertenecientes al Grupo Pescanova y gobernada por un Consejo Asesor formado por organismos públicos de investigación, universidades, fundaciones, empresas y expertos especializados en temas relacionados con el mar, la nutrición y el bienestar.

Entre los miembros de este Consejo figuran: FROM (Fondo de Regulación y Organización del Mercado de los Productos de la Pesca y Cultivos Marinos), IdF (Instituto del Frío), IIM (Instituto de Investigaciones Marinas), IEO (Instituto Español de Oceanografía), Fundación ECOMAR, GRUPO Martín Berasategui, Fundación Biomédica (Complexo Hospitalario Universitario de Vigo), USC (Universidad de Santiago de Compostela), Consultor exterior FAO y CIBEROBN.

Sus fines son: conocer los recursos vivos de origen marino, garantizando, impulsando y promoviendo su sostenibilidad, biodiversidad y disponibilidad de hoy y para siempre.

  • Investigar en profundidad la relación entre los recursos vivos marinos y una alimentación sana y activa, respetando las leyes de la naturaleza y adaptando su proceso a los hábitos de consumo actuales.
  • Divulgar el patrimonio marino, su contribución nutricional, gastronómica, científica y económica de primer orden, símbolo del bienestar y del progreso para la sociedad.
  • Mejorar la calidad de vida y generar valor al conjunto de la sociedad, acercando los beneficios del mar a los hogares.
  • Enseñar a conservar y elaborar el pescado de la forma más natural y saludable para mantener las propiedades terapéuticas y organolépticas

Recetas de Merluza

Bibliografia

  1. Estudio piloto de factibilidad de la intervención nutricional para la evaluación de los beneficios sobre la salud derivados del consumo de pescado blanco (PESBA 06).
  2. Estudio de intervención nutricional para la evaluación de los beneficios sobre la salud derivados del consumo de merluza en población con alto riesgo cardiovascular.
  3. 1º Informe sobre la composición de muestras de merluza, junio de 2007. Instituto de Investigaciones Marinas (CSIC).
  4. 2º Informe sobre la composición de muestras de merluza cocinadas, octubre de 2007. Instituto de Investigaciones Marinas (CSIC).

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.