Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Ram Das Experience, un templo de yoga y bienestar... para estar radiante

El pasado mes de abril en Nutriguia.com celebramos con Ram Das Experience su tercer aniversario... Fue un placer, de lo más sensorial, descubrir este centro de belleza y yoga. Y en especial sus tratamientos estrella Natural Karam un método exclusivo, basado en la energía, cuya filosofía es que para estar guapa por fuera hay que sentirse bien por dentro. Te contábamos que muy pronto lo pondríamos en práctica... pero que ya de entrada sonába fantástico. Pues lo hemos hecho a finales de junio y hoy no podemos dejar de contarte nuestra experiencia. Ha sido fantástico. Ginebra nos ha transmitido toda su energía natural, con un placentero masaje en la cara, cuello, cabeza, espalda... "En realidad sus dedos eran como los de un ángel". Y tengo que confesar que he notado esa energía, porque con los ojos cerrados... he visto tonos violeta, azules, rojizos... Una sensación muy extraña, pero placentera. Confieso que ha sido la primera vez que he sentido algo así. Y conste que no ha sido mi primer masaje...

Además la piel de mi rostro sí estaba radiante, resplandeciente, después de este tratamiento estrella en Ram Das Experience: Un facial Natural Karam Belleza Energética. ¡Guau! Muy recomendable. A la vuelta de las vacaciones nos apuntaremos a una clase de yoga, porque también puedes apuntarte a yoga en este centro.

"Porque para nosotros no hay separación entre el cuerpo y el Alma. Y no hay nada fuera que te pueda dar lo que llevas dentro. En Ram Das te ofrecemos una experiencia inolvidable"... Y así ha sido.

Dónde están:

  • RamDas Experience
  • C/Anotonio Toledano nº 36, local 14
  • 28028 Madrid
  • Metro O´Donnell (salida Doctor Esquerdo Impar)
  • Teléfonos: 649 67 73 80 y 91 2 82 44 25
  • www.experienciasramdas.com

"Tu también puedes", un libro en el que Carlota Corredera cuenta como consiguió adelgazar 60 kilos

Comprar el libro Comprar el libro

Carlota Corredera una de las presentadoras más famosas de la televisión, nos explica en este manual cómo consiguió perder 60 kilos en un año. Has leído bien: ¡60 kilos! Su mensaje es bien claro, si ella ha podido, tu también podrás, si también lo necesitas. Así de sencillo.

Carlota Corredera presenta su primer libro "Tú también puedes"

Desde que contó públicamente que había perdido 60 kilos tras dar a luz -conste que no tiene ningún reparo en decirlo en televisión siempre que sale el tema- se ha convertido en referente involuntario para las personas que padecen sobrepeso u obesidad, la gran pandemia del siglo XXI. En este libro asume la responsabilidad de contar cómo ha conseguido recuperar su salud y salir del grave riesgo cardiovascular en el que se encontraba tras ser madre en junio de 2015. Sí como todas las personas con un exceso de peso tan alto, también Carlota corría graves peligros de salud.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Infosalud

Antibióticos en los alimentos, una asignatura pendiente

La aparición de los antibióticos revolucionó el mundo de la medicina, y contribuyó de forma determinante a aumentar la esperanza de vida. Sin embargo, hay también sombras. El recurso excesivo de antibióticos ha provocado la aparición de bacterias resistentes que amenazan nuestra vida y la de los animales. Es un problema conocido que sigue sin resolverse. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) publica en el último número de su revista OCU-Salud un estudio en el que se constata que siguen existiendo restos de antibióticos en alimentos de origen animal.

Los antibióticos han mejorado la calidad de vida y han ganado la batalla contra muchas enfermedades potencialmente mortales. Estos fármacos se usan no sólo en medicina humana, sino también en veterinaria, o incluso en la agricultura... El recurso masivo y, a menudo irreflexivo, a los antibióticos, ha contribuido en gran medida a acelerar el mecanismo de aparición natural de resistencias en las bacterias, y la consecuencia de esto es que algunas enfermedades que se creía que estaban ya controladas vuelven a cobrar fuerza, y que algunas infecciones son cada vez más difíciles de tratar. La presencia de antibióticos en alimentos es un problema conocido. La OCU, en colaboración con las organizaciones europeas de consumidores que integran Conseur, ha realizado un estudio en cuatro países (Bélgica, España, Italia y Portugal), rastreando la presencia de antibióticos en miel, gambas, huevos y carne de cerdo. Su objetivo era ver en qué medida los restos de estas sustancias en los alimentos indican un uso ilegal de estos productos.

Antibióticos en la comida ¿por qué?

No se recurre a los antibióticos sólo para tratar enfermedades humanas. También se emplean en la agricultura y la cría de animales:

  • Con fines terapéuticos, para curar animales enfermos. No hay nada que objetar al uso de antibióticos con fines curativos en la medicina veterinaria, siempre que se elija el antibiótico más apropiado para combatir el microorganismo en cuestión y se administre correctamente. Es también muy importante esperar un tiempo suficiente antes de sacrificar a los animales que hayan sido tratados.

  • Para prevenir, ya que al criador le sale más rentable tratar de forma preventiva a su rebaño dándole alimentación que contenga medicamentos, o añadiendo él mismo antibióticos al pienso. Sin embargo, la administración sistemática de antibióticos, a título preventivo, a los animales de carne de consumo resulta inaceptable.

  • Como promotores de crecimiento, algunos antibióticos permiten reducir la cantidad de alimento y favorecen el crecimiento. Esta práctica es también inaceptable.

¿Cual es el problema?

A juicio de la OCU, la primera razón para inquietarse es que los antibióticos usados en la cría intensiva de animales pueden dejar restos en la carne que consumimos, afectando así directamente a la salud del consumidor (algunas sustancias pueden ser tóxicas, provocar reacciones alérgicas, afectar a la flora intestinal...).

También pueden causar daño al entorno: una parte de los antibióticos llega al medio ambiente, destruyendo microorganismos que son necesarios para el crecimiento de algunas plantas.

Y el principal problema es que el abuso de los antibióticos contribuye a la aparición de gérmenes resistentes, que son cada vez más difíciles de combatir.

¿Tiene solución?

El último análisis realizado en el ámbito de los países del grupo Conseur, cuyos resultados se publican en OCU-Salud, muestra una ligera mejora en la situación, pero el problema está lejos de resolverse. Se sigue abusando de antibióticos y otras sustancias similares en la alimentación de los animales. Aunque su uso con fines curativos es lícito, resulta inadmisible emplear estos fármacos a título preventivo, o siguiendo criterios puramente económicos. Para la OCU, los antibióticos sólo podrán seguir salvando vidas si se actúa frente a ellos con mucha más prudencia, tanto en el sector médico como en la industria agroalimentaria. Atajar el problema de la presencia de residuos de antibióticos en los alimentos exige la adopción de soluciones concretas. En este sentido, la OCU y las demás organizaciones del grupo Conseur proponen:

  • Que se pongan los medios para evitar que se produzcan contaminaciones por descuido.

  • Que se realicen más controles en los productos que provienen de países con exigencias de calidad menos rigurosas que las europeas (como pasa con la miel o las gambas de origen asiático).

  • Que se dicte una legislación clara y precisa sobre la administración de antibióticos a los animales enfermos.

  • Que se adopte una legislación más severa sobre el uso de antibióticos con fines no curativos. Es preciso que se prohíba de forma expresa la adición de antibióticos a la comida para favorecer el crecimiento, o a título profiláctico, al tiempo que se imponen unas reglas mínimas que aseguren las buenas prácticas de agricultura y ganadería.

  • Que se generalice para todos los animales de consumo (no sólo para el vacuno, como hasta ahora) la "tarjeta de salud", un documento que recoge los medicamentos administrados, la fecha, la dosis, la razón, etc.

  • Y, por supuesto, que los sistemas de control existentes funcionen como es debido, comprobando regularmente si se están cumpliendo esas leyes.

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.