Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Este verano, protege tu rostro con RoC® ¿Y el resto del año?... También

4, 3, 2, 1... ¡Verano! No dejes de incluir en tu maleta las cremas solares de RoC® podrás disfrutar del sol mientras cuidas y proteges tu piel

¿Manchas solares en tu rostro? No olvides protegerlo adecuadamente, recuerda que... más vale prevenir, que curar. Las manchas solares son muy difíciles de eliminar, una complicada tarea. Cada vez son más las mujeres preocupadas por las consecuencias que provoca la exposición solar en su piel. A mí me preocupa, y mucho. Por esta razón, y sabiendo que el sol es una de las principales causas de envejecimiento, proteger y cuidar mi piel frente a los rayos del sol se ha convertido en una rutina esencial en verano, pero también durante todo el año. Al ir de paseo al aire libre, cuando pasamos horas en la piscina, los fines de semana en la sierra, al practicar deporte... debemos estar protegidos.

Desde Nutriguia.com te deseamos un verano feliz y divertido. ¡Aprovéchalo!

Relacionados

"Tu también puedes", un libro en el que Carlota Corredera cuenta como consiguió adelgazar 60 kilos

Comprar el libro Comprar el libro

Carlota Corredera una de las presentadoras más famosas de la televisión, nos explica en este manual cómo consiguió perder 60 kilos en un año. Has leído bien: ¡60 kilos! Su mensaje es bien claro, si ella ha podido, tu también podrás, si también lo necesitas. Así de sencillo.

Carlota Corredera presenta su primer libro "Tú también puedes"

Desde que contó públicamente que había perdido 60 kilos tras dar a luz -conste que no tiene ningún reparo en decirlo en televisión siempre que sale el tema- se ha convertido en referente involuntario para las personas que padecen sobrepeso u obesidad, la gran pandemia del siglo XXI. En este libro asume la responsabilidad de contar cómo ha conseguido recuperar su salud y salir del grave riesgo cardiovascular en el que se encontraba tras ser madre en junio de 2015. Sí como todas las personas con un exceso de peso tan alto, también Carlota corría graves peligros de salud.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

El cocido, plato nacional

Receta de Cocido Madrileño En tiempos de minimalismo culinario, cuando el protagonismo está más en el ´autor´ que en lo que se come, reconforta mucho enfrentarse a algo tan contundente, maximalista y de autoría anónima, por colectiva, como un buen cocido. A la vieja usanza, sin ´deconstrucciones´ ni ´fusiones´. El cocido es una fórmula antigua, y es inútil buscarle al gato más patas de las que tiene. Para llegar a él, el hombre necesitó dos cosas: la primera, dominar el fuego; la segunda, ser capaz de hacer un cacharro donde cocer cosas, esto es, inventar la alfarería.

A partir de ahí... Meter en una olla, con agua y sal, verduras, leguminosas, carnes frescas, carnes saladas, carnes curadas y aves de corral, con el objetivo de darse un banquetazo en una o varias etapas, es tan viejo como la propia cerámica

El cocido, el puchero, la olla, es el plato nacional español. Hay más variedades, bastantes más, que Comunidades Autónomas. Y, si echamos la vista fuera, América está llena de ´descendientes´ de nuestra olla: en el Siglo de Oro se decía aquello de "después de Dios, la olla, y lo demás bambolla".

Naturalmente, el cocido se adapta al clima y a lo que ofrece la despensa más próxima. Hay diferencias, si no de concepto sí de ingredientes, entre un puchero canario y un cocido maragato. Pero uno y otro son, como todos sus colegas, comidas completas desde todos los puntos de vista, incluido el nutricional. Hoy, un cocido es casi -bueno, a veces sin ´casi´- un lujo. Ya en 1905, Picadillo afirmaba que "un cocido que tenga las cabales / ha de costar de dos a tres mil reales". Una bonita cantidad para la época. Pero Picadillo se refería, sin duda, al cocido de lujo, no al habitual en las mesas familiares españolas donde el cocido era plato de diario.

Pero haríamos mal en considerar al cocido patrimonio exclusivamente hispánico. Por ahí también cuecen, y no sólo habas. Los franceses, por ejemplo, su pot-au-feu. Usan, fundamentalmente, carne de vacuno: falda, jarrete, espaldilla y, a veces, huesos de caña. Se usan hierbas y, como elementos vegetales, puerros, zanahorias, nabos y patatas. La variante parisina añade gallina y col. Se sirve todo junto. A mí, que quieren que les diga, me falta el tocino, el chorizo y, claro, los garbanzos, los grabieles que decían en Madrid.

Bollito misto Los italianos no se privan de su bollito misto. Cuecen carnes de buey y de ternera, además de gallina, que cuecen por su lado; por el suyo van los embutidos: zampone, cotecchino... y en un tercero deberían cocer lengua de vaca y cabeza de ternera. No incluyen elementos vegetales más que como aromatizantes, aunque hay, claro, variaciones regionales, como aquí. También va a la mesa todo junto.

Fuente: Efe 5 de Diciembre de 2002

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.