Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle

Fondue de carne ¡sabrosa y divertida!

A la fondue de carne se la conoce tradicionalmente como Bourguignone (borgoñona). A pesar de este nombre, también es de origen suizo, como la de queso, y su acepción sólo hace referencia a la provincia francesa de Borgoña por ser ésta una región tradicionalmente dedicada a la crianza del buey y de la ternera destinados al consumo. Se hace con carne de vacuno, escogiendo cortes de primera calidad, siendo éstos los más tiernos (el éxito de una fondue de carne es la ternura de la misma). Para variar, también pueden hacerse fondue de pechuga de pollo o de pavo, o de solomillo de cerdo. Su fórmula básica consiste en introducir los distintos tipos de carne cortada en porciones en aceite caliente. Dentro de esta una variedad es la oriental, que introduce pequeños filetes de ternera, pollo, solomillo de cerdo... en caldo vegetal hirviendo.

Preparación

Es necesario preparar con esmero todos los ingredientes para la fondue de carne, incluidas las salsas (que aquí son básicas) y tener todo listo con anticipación.

Carne tal cual o adobada

Hay dos maneras de servirla, según el tipo de carne empleada. La carne de buey o de ternera se mantiene tal cual y sin salar para evitar salpicaduras y para que quede jugosa al freírla. Hay que cubrirla con papel de aluminio, conservarla en la nevera y sacarla una hora antes de cocinarla, a temperatura ambiente. Así se hará antes y mejor.

La carne de pollo y de cerdo puede adobarse previamente, en una mezcla de agua, sal, pimentón, ajo y vinagre, si se desea. La carne tiene que macerar 4-6 horas antes de servirla. Así adquieren un sabor un poco más fuerte.

Otras variedades internacionales

Salsas... imprescindibles

Echas por ti (a continuación te damos unas cuantas recetas básicas) o compradas las salsas variadas resultan imprescindibles en la fondue de carne. Si las elegimos compradas podemos encontrar en el mercado una gran variedad: mostaza, ketchup, tomate frito, mayonesa, de soja, alioli, a la barbacoa... Otra opción es comprarlas de sobre (como las de Gallina Blanca) fácilisismas de hacer: de setas, bechamel, pimenta verde, chilindrón, diablo, roquefort...

Lo mejor es presentarlas en salseras, otra opción es disponerlas en una fuente o bandeja, en boles individuales, con distintas cucharillas para cada salsa.

 

Las caseras... más ricas

Guarniciones... infinitas

Los acompañamientos de una fondue de carne son numerosísimos. Empezando por las ensaladas de todo tipo y acabando por las tradicionales patatas fritas. Veamos algunas propuestas excelentes:

Etiquetas: segundos, carnes, fondue